Copa Mundial de Roller Derby – Más de un Sueño

Orginal A1rticle: http://www.derbylife.com/2014/04/a-dream-transcended-a-retrospective-of-the-2014-mens-roller-derby-world-cup/

Copa Mundial de Roller Derby – Más de un Sueño

Traducción por Jonathan R y Karl Le Fou

Al iniciar la primera Copa Mundial de Roller Derby de Hombres, nuestro sueño se estaba haciendo realidad. El evento se llevó a cabo en Birmingham, Inglaterra del 14 al 16 marzo de 2015. Asistieron 15 países, se jugaron 41 partidos, el arbitraje fue de primera, se contó con el apoyo de voluntarios y la presencia del alcalde de Birmingham. Pudimos ser partícipes a lado de miles de personas quienes con su espíritu y entusiasmo hicieron del evento una celebración exitosa.

Todos los que disfrutan del deporte de Roller Derby sabemos del respeto mutuo que existe entre los patinadores. Disfrutamos de patinar en la pista y el valor que para nosotros tiene la oportunidad de hacerlo. Sabemos que nuestro deporte es duro y que en ocasiones las reglas nos parecen injustas al tiempo que ovacionamos a nuestros patinadores favoritos, homenajeamos a nuestros compatriotas y aplaudimos al mundo porque son como de la familia.

Para muchos, era su primera vez en la que veían tanta gente de todo el mundo. El encuentro entre patinadores de distintas partes como Japón, Austria o Alemania, todo aquello parecía una reunión familiar. Era grandioso el ver como la gente aplaudía a los nuevos patinadores de diversas partes del mundo. Aún no olvido lo que sentí en el momento en que escuché tocar el himno nacional, era como la paz mundial y me hizo llorar de alegría.

Pero como en cualquier otro deporte, no todo fue felicidad. La parte amarga del Roller Derby se reflejó en el momento en que los patinadores sufrían una lesión y tenían que dejar de patinar. Incluso en esos momentos la gente los seguía amando y donando fuertes cantidades de dinero para aquellos patinadores que lo necesitaban. Era evidente que todos estábamos juntos en éste deporte.

Pero la realidad es que se debe nombrar a un ganador y un perdedor. Y al ver como uno de los equipos saboreaba la victoria que estaba muy cerca., volteé a ver al equipo contrario, estaban cansados, sudorosos y con lágrimas en los ojos. Yo sabía los que estaban sintiendo. Me acerqué a uno de ellos, lo miré a los ojos y le toqué el hombro. Le dije que no se preocupara sobre el marcador, que habían jugado como unos campeones. Y de verdad estaba siendo honesto, debido a que habían tenido el valor para patinar y si ese no había sido su día, entonces era válido el llorar. Habrá más juegos para jugar. Y cuando no te puedes patinar, vamos a patinar sobre para ti.

Tú eres parte del espíritu del Roller Derby ahora. Y el espíritu es para siempre.

Posted in Uncategorized

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*